De la comunicación, como de la uva, se aprovecha todo

Sorpresa. Incredulidad. Admiración. Este es el proceso que se repite...